Monthly Archives: noviembre 2010

EL ABSURDO EMPEÑO DE CREAR UN CÍRCULO CUADRADO

FIGURAS GEOMETRICASUna de las prácticas más discutibles del género humano es su intento desesperado por lograr lo imposible y por  compatibilizar cuestiones que a todas luces son incompatibles entre sí. Generalmente, cuando hay que elegir entre varias opciones opuestas, a las personas les cuesta aceptar que, al seleccionar una de ellas, deben renunciar a la contraria. Entonces comienzan los intentos siempre infructuosos de quedarse con lo mejor de ambas alternativas y el individuo en cuestión, incapaz de renunciar a una de ellas, se las arregla para que lo antagónico pueda convivir en armonía. En definitiva, se embarca en el absurdo empeño de crear un círculo cuadrado cuando a nadie se le escapa que esa figura geométrica ni existe ni existirá nunca.

Nuestro sistema político cuenta con diversos ejemplos de estas mezclas propias de magos y alquimistas. Pensemos en las figuras de los diputados. Conforme a nuestra Constitución de 1978 representan al pueblo español y no están sujetos a mandato imperativo alguno. Es decir, son libres para votar y decidir en conciencia en el ejercicio de sus funciones. Paralelamente a ese concepto, se construye la idea de la disciplina de partido, según la cual, el diputado debe votar lo que le ordenan desde la formación política a la que pertenece, llegando a recibir sanciones si osa manifestarse en un sentido contrario al que se le manda. Ambas posibilidades pretenden coexistir como si la una no estuviese radicalmente enfrentada a la otra.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies